#jazzcookin’

listen!

Cuando Galis me pidió un puñado de canciones para esa maravilla llamada Phonotoner, intenté esquivar la invitación todo lo que pude. Ya no estoy al día de nada, no tengo ni la menor idea de lo que suena por ahí, así que no creía poder aportar nada relevante, hasta que llegué al jazz y a los insondables tentáculos ligados a los mil y un estilos afines. Relevante no sé si será, ahora, interesante cien veces sí.

Llego al jazz con 46 años, es decir, llego tarde, igual de tarde que a hacer pan con masa madre. De ahí el título de esta sesión, porque sí, mi zona de confort ahora mismo es amasar mientras escucho jazz.

Galis me comentaba que era normal, nos hacemos mayores. Y creo que eso puede ser en las formas, pero no en el fondo, al fin y al cabo la batería desbocada de apocalíptico me da lo mismo que la de Igor Cavalera, veinticinco años mediante.

Vale que el jazz siempre ha estado ahí, que gracias a la hoguera new weird america de los primeros dosmiles, las ramificaciones free jazz vía Cold Bleak Heat, Dragons 1976, el último Ben Vida, Triosk por otro lado, o aquel resurgir de Albert Ayler llegaron a mis estanterías, pero vamos, nunca con la necesidad de seguir buceando.

Es ahora cuando entiendo toda esa libertad ensalzada por los que verdaderamente saben de esto, porque insisto, yo no tengo ni la menor idea, tampoco me preocupa saber quién está sonando. Me limito a fluir, dejarme llevar, y claro, flipo, al punto de no ser capaz de salir de ahí.

Y claro, todo esto llevado a directo es de locos. De esta lista he podido disfrutar de III Considered o STUFF. en aquel Le Guess Who comisariado en parte por Shabaka Hutchings, festival en el que me aplastó literalmente el set de 3 baterías de la versión XL de Sons of Kemet, algo que recomiendo sufrir por lo menos una vez antes de morir. Con Jungle by Night pasa lo mismo, estuvieron en las dos islas Sinsal (San Simón / Formentera), pero al estar currando en ambas, no pude verlos. Menos mal que el destino es muy así, y por lo menos me permitió verlos tocando en una tienda de discos en Amsterdam meses después.

Y ya me callo, recomendaría escuchar esta sesión preparando un pan sencillísimo, una versión vegana y free (hablando de jazz no podía ser de otra forma claro), del clásico Irish Soda Bread. Un pan que se prepara en un nada (no amasado / no fermentación) y está KLFLPS:

# Vegan Morgadáns Soda Bread #

Ingredientes

Harina Integral de Fuerza ( 55g )

Harina Integral de Espelta ( 245g )

Agua ( 300g )

Sal ( 7g )

Polvo de hornear aka Levadura Química ( 15g )

Nueces ( 20g )

Pasta de Dátiles ( 70g )

Esto es chupao de hacer, deja en remojo 100g de dátiles deshuesados en agua caliente durante media hora, escurre el agua pero no la tires. Con una batidora / robot / thermomix bate los dátiles añadiendo el agua escurrida poco a poco hasta que encuentres tu textura favorita, cuando termines el pan y untes la primera rebanada con esto, tu vida mejorará un 37%, garantizado.

Elaboración

1/ Precalienta horno a 220°C unos 30 / 40min

2/ En un bowl grande añade el agua, pasta de dátiles, nueces y sal. Mezcla hasta que se integren. Después añade las harinas y el polvo de hornear.

3/ Mezcla a mano hasta que esté todo bien integrado.

4/ Deja reposar 15min.

5/ Coloca papel de horno en un molde (preferiblemente rectangular) y vuelca la masa.

6/ Espolvorea harina por encima para darle el mítico toque rústico molón.

7/ Hornea a 220C durante 40min

8/ Saca del horno, retira el molde y papel, deja reposar una hora sobre una rejilla

9/ Comer y volar, bon appétit!

# tracklist #

Trent Reznor & Atticus Ross – terry time (“soul” Walt Disney Records, 2020)

Don Cherry – brown rice (“brown rice” EMI, 1975)

Cymande – dove (“cymande” Janus Records, 1972)

III Considered – scatter (“III considered III” III Considered Music, 2018)

Ola Kvernberg – black lemon (“steamdone” Grappa, 2017)

STUFF. – strata (“old dreams new planets” Sdban Ultra, 2017)

Amon Tobin – bridge (“permutation” Ninja Tune, 1998)

Adrian Younge & Ali Shaheed Muhammad – apocalíptico (“jazz is dead 1” Jazz is Dead, 2020)

Jungle by Night – spending week (“live recordings, pt. I” Jungle by Night, 2020)

p.d.: ah! Y en medio de todo esto va Pixar y estrena “Soul”, uh!

marco

marco maril – 15.11.18 (jabalina, 2021)

recuerdo el día de la gran mentira, estábamos en la de elvira celebrando el haber terminado de recoger la isla, lu me lleva a una esquina y lo cuenta. me quedo helado, me parece del todo imposible.

la cosa es que sí, es real, y jode mucho, porque marco es la persona más buena que conozco, una suerte de ser humano sin dobleces, sin esquinas. recuerda mucho a el caminante de taniguchi, suelo decir que si te fijas mucho en las all star de marco, comprobarás que nunca tocan el suelo, marco flota, marco levita. si ves cómo es la relación con sus hijos, alucinas aún más. en fin, el caso es que si nadie merece una gran mentira, marco mucho menos.

pero la vida es así dicen, y este tipo de cosas suceden por muy increíble que parezca. también suelen decir que es importantísimo tener amigos & amigas cerca en procesos así, pero ahí tengo mis dudas.

recuerdo un día al final de aquel verano, domingo creo que era, muy gris el cielo y muy grises nosotros, tanto cris, como elo, como servidor. quedamos con marco y terminamos en los columpios de un parque, intentando que las palabras alejasen las nubes, pero era imposible, decidimos ir a pontevedra a tomar algo, empezó a llover, y por muchas palabras que hilásemos ninguno conseguíamos sacar a marco de ahí.

pasamos toda la tarde hasta que se hizo de noche, creyendo que aquello podría haberle ayudado, pero al llegar a casa me llamó por tlf, porque aún necesitaba hablar más, nos tiramos dos horas y al colgar asumí la profundidad de aquel agujero del que era imposible rescatarlo.

por aquella época, solíamos comer todos los jueves en su casa, y allí, al lado de la mesa en el salón estaba el amigo definitivo, el piano, ocupando un espacio más allá de lo físico. marco hablaba de la necesidad de hacer un disco así, hablaba también de acompañarlo de cacharrería electrónica. al terminar de comer elo solía tocar y marco claro, poco a poco fueron creciendo las canciones que nos iba enseñando.

más tarde llegó la pandemia, y en medio de la vorágine de skypes, zooms, memes, whatsapps, etc… se colaban las canciones de un marco con gafas de sol y barba de muchos días, de muchos ayeres. aquellas canciones eran muy profundas, realmente impactaban.

vale que siempre he sabido que marco era un genio, él es capaz de tocar el sonido, de ver el sonido, de entenderlo. y siempre ha buscado complicarse la vida con él, es decir, en el pop electrónico marco camina en bata y zapatillas, pero lejos de acomodarse ahí, siempre está buscando, siempre está inquieto.

enfrentarse a uno mismo es un ejercicio muy jodido, quedarse ahí quieto viendo el reflejo del espejo no es nada fácil, ya no digo musicarlo, más sí lo haces a través de un instrumento que no dominas del todo.

pues eso hizo marco, enfrentarse todos los días a esa pared del salón, a ese piano lleno de papelorios con notas, versiones y apuntes.

el resultado de todo aquello es el disco que se ve ahí arriba, un disco que hace bueno aquello que cantaban programme “entre el valor y el miedo, nada es simplemente oscuro, nada es simplemente luminoso”.

15.11.18 es un disco del que no me importa nada lo musical, 15.11.18 es algo más, son las entrañas de mi hermano, es el valor de arrancarse el corazón y plantarlo encima de una mesa para que todo el mundo lo vea. es la fuerza, el tacto, el cariño o la determinación del ser humano más exigido. 15.11.18 son elo & cris sublimando el significado de la palabra empatía.

15.11.18 es esa gaviota planeando los azules de cíes, dejándose llevar por las corrientes, ajena al negro y a toda su escala de grises.

15.11.18 es marco haciendo lo que mejor sabe hacer, volar.

lu rois

lu rois – microcosmos (bankrobber/TBC, 2020)

conocí a lu rois hace dos años en formentera, en la segunda edición del festival Son Estrella Galicia Posidonia. bueno, en realidad conocí a lu, uri & al pequeño LL. y la verdad es que conectamos al instante, bueno, cualquiera que haya tenido delante a lu sabrá que es fácil encontrar toda la verdad en sus ojos.

me regaló todos sus discos, cuando regresé a galicia fui corriendo a ver que peli, disco o libro me recomendaba, desde hace años es lo que suelo preguntar a los/as artistas con los/as que coincido. waltz for debby de bill evans, café de flore de jean-marc vallée & rayuela de cortázar, ahí es nada.

esto estaba escrito en una de las páginas del libreto de clarobscur (hidden track, 2017), un disco que contiene una canción de título posidónia, canción tan cristalina como el agua y fondo marino de formentera, otra de esas causalidades que tanto molan.

pero seguramente el disco que más me gustó es camí del far (self released, 2015), creo haber escuchado fluïx tres mil millones de veces tirando por lo bajo y sorprenderme cada nueva escucha. no hay nada como el menos es más, y en fluïx me siento en casa, un piano desnudo que siempre me atrapa, porque sí, soy un moñas.

en febrero me mandó por wetransfer microcosmos, su nuevo disco, y lo he tenido ahí guardado desde entonces esperando el momento perfecto para escucharlo. los días iban pasando, incluso semanas hasta que nos hemos visto atrapados en esta cuarentena. ayer hablando con felipe & jairo por tlf. recordábamos momentos en los que estábamos tranquilos, sin esta nube negra en la cabeza.

tras colgar estuve pensando cuál fue el último momento de mi vida en el que realmente me sentí tranquilo, y he concluido que el año pasado, tras terminar la tercera edición del festival, pasé con fer un millón de horas seguidas en el chiringuito bartolo, mi lugar favorito de formentera sin duda.

he recordado ese momento porque microcosmos me ha llevado allí, es decir, es un disco tan luminoso & sincero que es imposible disociarlo de los momentos que verdaderamente calan. y conseguir eso tiene muchísimo valor cuando la secuencia de días que estamos sufriendo es tan gris.

más allá de hablar de la música, estilos, arreglos, influencias, colaboraciones, etc… en microcosmos lo que más me llama la atención es que el piano no pese tanto, y para mi que soy un moñas eso debería alejarme un poco, pero el efecto es justo el contrario.

lu ha sido madre, por lo que era inevitable pensar que eso iba a condicionar el proceso creativo, repasando las letras, el imaginario descrito es completamente orgánico; todo está lleno de estrellas, mar, cielo, sol, luna, agua, flores, etc… hasta incluso en andromèda controlar que los pies no empiecen a moverse es imposible.

es decir, lu ha subido las persianas de todas las habitaciones de casa, y la cantidad de luz que entra es impresionante. las cuerdas de l’univers als teus ulls, l’altra cara de la lluna o va i bé son de cuento, el tono en general es el de esa nana que a todos nos tranquilizaba cuando dormir era difícil. y no sé, cerrar con candor, es super bonito, porque sí, no hace falta tirar de metáforas rebuscadas, este disco es así de sencillo resumir, super bonito, tan directo y sincero como el hola mamá del pequeño LL en tribu. y si julio afirma que lu rois está en otra liga deberíais hacerle caso, porque él si sabe de lo que habla.

en baster es la cala favorita de lu rois, desde hace dos años la he bautizado como cala lu rois, porque fue ella quién me la recomendó. estos días pienso mucho en cuando podré volver a estar ahí, escuchando microcosmos es más fácil imaginarlo, gracias lu por un disco tan así en una situación taaaan así.

y ya me callo, os espero en l’amor més gran de tots.

[…] l’amor més gran de tots / o això ens pensàvem.

Ho havíem pogut tot / Però no el pas del temps.

Que mai no n’hi haurà prou / amb estimar-se

Fugim ben lluny d’aquí, / Abans no ens atrapi la nit. […]

le guess who? | 2019

diseño: van lennep

FUTURE IS FEMALE

pocas cosas cuestan más que poner palabras a una cosa tan bestia como le guess who? el stendhalazo es de proporciones bíblicas, aunque físicamente haya aterrizado el lunes, todo mi yo sigue atrapado en Utrecht.

porque le guess who? sólo conoce los extremos, no importan los estilos, importa tensar la cuerda o llevarla/llevarte al límite, y eso siendo un flipado/a de la música siempre es de agradecer.

la oferta es de 250 conciertos, y los caminos a elegir del todo eclécticos, el nuestro nos llevó a visitar 41 conciertos en 4 días, intentaré llevarlos a palabras en un intento desesperado de conservarlos para volver de cuando en vez a cerrar fuerte los ojos e intentar sentir lo mismo.

y sí, future is female, ha quedado bastante claro que ellas son inalcanzables para el resto de mortales, el talento femenino de esta edición ha sido de un nivel apabullante, ojalá ser capaz de sentir así, ojalá ser capaz de ejecutar así.

Miranda Cuckson

jueves 7 de noviembre, 2019

empezamos el jueves en Tivoli, en concreto en mi sala favorita, Hertz, con Miranda Cuckson y su violín, dudando eso sí hasta el último minuto entre ella y Kali Malone. la visita de Miranda se debe a Patrick Higgins, uno de los curators de esta edición. la mejor metáfora para describir la actuación nació de Julio, más que tocar el violín, Miranda Cuckson pintó con un violín, no hablamos de notas, hablamos de pinceladas. pocas veces he visto exprimir tanto un instrumento, sacarle tantos sonidos, jugar con el silencio a este nivel es algo realmente fascinante.

de ahí nos fuimos a ver a La Bruja de Texcoco, Julio tenía curiosidad, a mi me pareció una Dorian Wood puesta de ayahuasca, tal vez el cambio de tanto instrumento diluyese la pegada de la voz, sin duda el instrumento del que salían las notas más ingeniosas. en cualquier caso, acercarse a México es siempre un placer.

salí para echar un ojo a AEAEA en el auditorio principal, la puesta en escena era muy chula, pero no conseguí entender el diálogo de Nicolas Jaar y Patrick Higgins.

subimos a Pandora para ver a Gruff Rhys, y aunque la voz en galés provoca cierto exotismo para mí fue la propuesta más asequible de todo el festival, y seguramente de las más divertidas, formalmente hablando.

bajamos a Ronda para ver a Godflesh, y probablemente ahí empezaron mis problemas con las guitarras, cosa que en el fondo me jode porque fui metalero, más tarde trasher, y antes de todo punk, pero este rollo tan pesado no me sobrecoge y menos si la batería la lanzas y no la tocas, a Julio le gustaron más. me da todo un poco más de rabia, porque quería ir a Janskerk a ver a Mary Lattimore con William Tyler, pero aquí se viene a jugar y si ya los has visto no tiene sentido repetir, ains.

así que entramos a Efterklang para ver cómo están envejeciendo, recordemos que en 2013 estuvieron en Santiago, nos llamó la atención el montaje, mogollón de músicos y mogollón de instrumentos, pero entre tanta música no había ninguna canción, así que abandonamos bastante rápido.

subimos de nuevo para coger sitio en Pandora, pero antes paramos en Earth, y me pasa lo mismo que con Godflesh, supongo que me hago mayor, o no, porque ahora que lo pienso en el festival Mucho Flow de hace una semana luis y yo lo dimos todísimo con Heavy Lungs y más tarde con Iceage, mmmm.

OSHUN

ya en Pandora, y bien ubicados, nos entregamos a OSHUN, y aquí sí bailamos el concierto entero, muy fresco todo, del soul al rap pasando por el r&b, mola pasar de la seda al velcro con tanta facilidad, con tanta suavidad.

toca cenar, entramos un momento a Dur-Dur Band, pero no estamos muy para visitar Somalia y sí volver al asfalto con Bbymutha, y también se entiende que guste a Moon Duo (elegida por ellos) o a Björk.

Stine Janvin

viernes 8 de noviembre, 2019

por primera vez salimos del entorno Tivoli, queremos ver a Träd, Gräs och Stenar (Träden), tomamos un café antes de que empiece, un café que termina en LE:EN para ver un poquito de Bridget Hayden (Vibracathedral Orchestra) y ese poquito que vemos me da rabia que no sea un poquito más, pero debemos movernos si queremos pillar sitio en De Helling, que Moon Duo se acordasen de Träd, Gräs och Stenar (Träden) es muy de agradecer, rescatar una parte de la Suecia de los 70 también. muy adictivas las estructuras siempre a punto de explotar, pero sin hacerlo nunca, moviéndose con precisión de equilibrista en esa frontera tan seductora, la de mostrar que no enseñar.

el tren, ya con Belén, Olga y Ceres, nos devuelve a Tivoli, subo a Hertz un momento a ver el violín y harpa de LEYA, y me encanta lo que veo, pero no me puedo despistar, porque en 15 minutos empieza Stine Janvin en Cloud Nine. y aquí llega el primer pepino del festival, cuatro flashes para la media hora más estroboscópica de mi vida, la experiencia sensorial es increíble, el juego de luces y la fuga de voces son de llorar, es sin duda la propuesta más especial de todo el festival.

Richard Youngs

aquí abandono a Julio que opta por The Raincoats y Girl Band, me voy al Teatro Kikker a ver a Richard Youngs, aunque lo conozca desde hace 20 años nunca había tenido la oportunidad de verlo en directo. vienen Belén, Olga y Ceres conmigo, les aviso que puede ser una majarada pero in a good way. toparse con el bueno de Richard Youngs tantos años después fue mágico, me siento y mido en la distancia todo lo que me ha pasado en este tiempo, y concluyo que the naïve shaman es un disco que me ayudó muchísimo en una época muy difícil de mi vida. así que escuchar life on a beam a cappella con el único acompañamiento del drone generado por los mmmm del público transformó el concierto en experiencia epifánica.

salgo del Teatro Kikker flotando, a ellas no les resultó duro, Ceres dice que me envidia por sentir algo así, y yo doy gracias a la música por poder sentir algo así, es el mejor concierto de todo el festival.

a Richard debería haberle preguntado how did you know the song of my soul?, pero quiero ver a Robert Aiki Aubrey Lowe y no quiero llegar tarde.

subo a Hertz sin saber muy bien a qué enfrentarme. Robert Aiki Aubrey Lowe ha sido mi artista favorito en los últimos años, por la inquietud que siempre le ha acompañado, por exponerse a diferentes estilos de música, instrumentos, etc… y salir bien parado de cada giro, de cada esquina.

el problema es que nunca había podido verlo hasta hace un par de semanas en el Semibreve, allí tocaba acompañado de Oren Ambarchi, sobre el papel cuesta imaginar un mal resultado de un algo creado por dos artistas de ese nivel, pero la realidad es que aquel concierto fue una tomadura de pelo.

luis me manda un whatsapp preguntándome si voy a darle otra oportunidad y así lo hago, viene conmigo Hendrik, manager de STUFF. entre otros, uno de los mejores conciertos del año pasado, y ahora sí, Robert devuelve las expectativas en un set que ya sí cambiaba de ritmo, de tono, exprimiendo mucho mejor el zumo modular, bueno, que Hendrik se quedase dormido lo dejamos para otro día.

ya me reúno con Julio, quiere ver a Mykki Blanco, así que allá vamos, llegamos cuando está terminando la prueba y lo vemos fuera del escenario, tras un comienzo con fuerza se baja del escenario ya con la sala petada y alarga un speech que deviene en performance con público y nos baja el ritmo, aunque las bases no son malas, el rollo performático nos saca del concierto.

bajamos a Ronda a ver a Lightning Bolt, nos ponemos moñas recordando el bolo del dúo en el MARCO hace 11 años. y sí, siguen igual, aunque subidos en un escenario pierden un poco de magia, la sensación de que se te cae encima una montaña de hormigón sigue ahí. Carlos, que no los había visto, así lo confirma, siguen siendo unos grandes.

de camino a casa paramos un momento en Ekko y nos encontramos el buenrollismo de Grupo Pilon, ojalá bandas así en las fiestas de pueblo en Galicia.

Moon Duo

sábado 9 de noviembre, 2019

nos levantamos pronto y vamos a dar un paseo, antes descubrimos que el mejor desayuno de Utrecht se sirve en GYS, el vegan english breakfast es un escándalo, quedamos con Belén y Olga en Centraal Museum, quieren ver el live embroidery de James Merry, vemos las piezas expuestas, le escuchamos un momento y nos vamos.

tras deambular por Utrecht terminamos en Jacobikerk, hoy queremos iglesias, empezamos por Christopher C. King, bueno, por sus palabras acerca de Epiro y los sonidos que lo rodean salidos de vinilos a 78 rpm, comentaba con Julio la calidez de esa música en una iglesia y lo majara que es programar algo así, este festival es la hostia.

sirvió Christopher como intro de Isokratisses, ensemble polifónico de mujeres que a través de la repetición consiguieron llevarme de la mano a las montañas de Albania, probablemente la media hora más sobrecogedora del festival.

en este de iglesia a iglesia y tiro porque me toca, vamos a Janskerk, nos espera Lakha Khan, maestro de ese instrumento llamado sindhi sarangi, cerramos los ojos y dejamos que nos lleve a Rajastán, el viaje es realmente mágico, podríamos habernos quedado allí perfectísimamente toda la tarde o toda la noche.

Belén y Olga quieren ver a Olga Pashchenko, le digo a Julio que necesito ver a Sarah Louise, no me cuesta mucho convencerle. compré nighttime beds and morning stars gracias a un like de Ben Chasny en twitter, poco después me enteré que tocaba en le guess who?, como para retar a la causalidad.

la actuación de Sarah Louise tiene muchísimo mérito, me explico, toca la guitarra con una suficiencia insultante, puede llegar a una voz con un registro que le llevaría a vender muchos más discos, pero no, decide mostrar todo eso sólo un poquito y tirarse al monte, y claro, para los que vivimos en el monte esa siempre es la mejor elección.

me gustó muchísimo, en 2019 mezclar los restos de la hoguera freak folk de 2004 con pinceladas electrónicas y que el resultado sea tan orgánico es maravilloso.

termina y quería ver a Jenny Hval, pero Stadsschouwburg queda lejillos y la sombra de Aldous empieza a pesar. se nos da por entrar en Ronda a ver un poco de Moon Duo y booooom, la cabeza nos explota. no había escuchado stars are the light, y desconocía esa puesta en escena, un trapecio con dos proyectores y hala, a flipar. desde el primer acorde hasta que Julio me golpeó la espalda para ir a ver a Aldous no paré de flotar, increíble, vaya sonoridad más adictiva, más luminosa, más todo, menudo concierto, bienvenidos al tercer pepino del festival.

Aldous Harding

aunque me haya costado una barbaridad abandonar ese concierto, debo dar las gracias a Julio por llevarme a Aldous Harding a pesar de todo. cuando Bradley Cook hace 4 años me enseñó en el móvil vídeos de una tal Aldous Harding no costaba mucho imaginar que terminaría siendo una de las grandes, para Julio está ahí ahí con Joanna Newsom, yo sigo fiel a Natalie Mering (Weyes Blood) como la más grande tras la Newsom.

los problemas vinieron cuando tras estar confirmada dos años seguidos para nuestra isla, terminó cancelando ambos conciertos. por eso rock’n’roll no quiso ir a verla, y por eso yo estaba muy de brazos cruzados y ceño fruncido. no había escuchado designer, pero claro, toda esta pataleta de amor no correspondido se va un poco a la mierda cuando la ves ahí con la guitarra. es muy cabrona porque tiene mil registros de voz, toca la guitarra de maravilla, compone aún mejor, baila y se mueve con un magnetismo que en directo realmente impresiona, cada gesto, cada mirada, toda está tan medido que asusta, la puesta en escena es de esas de tocado una vez hundido para siempre. en fin, que aunque me duela reconocerlo, su concierto fue muy bueno. joder, siempre me enamoro de la persona equivocada.

subimos a Pandora a ver a Sudan Archives, pero no duramos mucho, yo tengo la sensación de haber visto ya ese concierto con OSHUN, vamos, que me faltan otra voz y un dj, el sonido tampoco ayuda.

cenamos y tanto Julio como Belén me animan a ver a Minyo Crusaders, echo de menos Hertz y a esa hora está tocando DJINN, pero los amigos son los amigos, y si te dicen que vas a ver a unos japoneses haciendo cumbia, pues hay que hacerles caso.

mola romper un poco la solemnidad y el ambiente sesudo y abandonarse a la cumbia, termina cansando un poco, pero hay unos 20 minutos muy bailables, pocas cosas molan más que un japonés feliz, y si son tropecientos en un escenario pues mucho más.

Shortparis

Julio llevaba desde la mañana hablando de Shortparis, tenía a los rusos entre ceja y ceja, así que liamos a Carlos para que se venga con nosotros, Cris prefiere ir al hotel a dormir. pillamos un taxi y nos vamos a dB, la sala es enana, pero se nota que va a pasar algo gordo allí. y vaya si pasa, estamos ante otro pepino, ya no es que se pueda afirmar que es el mejor concierto de todo el festival, es que puedes hacer extensible eso a un año de conciertos o a toda una vida.

Depeche Mode meets Joy Division meets Techno, o algo así, no sé, una barbaridad, me paso media hora flipando y botando, pero voy notando como poco a poco toda esa oscuridad me va subiendo por el cuerpo, cuando ya la noto por el cuello salgo, no he sido capaz de aguantar, Carlos y Julio se quedan dentro, salgo fuera recordando la cantidad de años que han pasado desde que escuchaba a Joy Divison, soy un moñas con una herencia Disney muy marcada y lo que para Julio era un infierno de seda y satén para mi era la mayor concentración de oscuridad por metro cuadrado a la que me he enfrentado nunca, eso sí, si por casualidad Shortparis pasan cerca de donde vives, corre a verlos, a sentir eso, es increíble.

son las 2:30, de nuevo de camino a casa paramos en Ekko, está actuando Oorutaichi, otro japonés feliz, poco importa que la voz no fuese buena, la pinchada y el entusiasmo se lleva todo por delante, estamos cincuenta atrapados disfrutando como enanos y él mucho más, no quiero que termine, pero termina, Ekko cierra en 30 minutos, nos vamos a dormir.

Mariel Roberts

domingo 10 de noviembre, 2019

el último whisky que Carlos nos regaló en Ekko hace mella, estoy mayor y me levanto con cierta torrija, desayunamos y vamos al auditorio BAK a ver a Grimm Grimm, el japonés juguetea con cacharrería electrónica y acid folk, el resultado es perfecto para una mañana torrijil, probablemente haya sido mejor concierto de lo que parece.

nos vamos a Ekko un momento a ver a Loving, y aunque sólo estamos un par de canciones porque el espacio está petado, es tiempo suficiente para ponerme moñas recordando todo el rollito slow core de finales de los 90, vamos, lo más cerca que he estado de ver en directo a Bedhead.

Sofia Jernberg

volvemos al Teatro Kikker, esta vez nos esperan dos de las mujeres más interesantes de todo el festival, primero vemos a Sofia Jernberg, la etíope sorprende con una colección de gorgoritos infinita, y como pasaba un poco con Sarah Louise, cuando canta deja ver un registro más formal que abandona en favor de un desfile de sonidos alucinante, asusta lo que pueden dar de sí las cuerdas vocales y la respiración.

tras el enésimo café con Cris y Carlos volvemos, esta vez nos espera Mariel Roberts, regala un set de tres partes, el primer movimiento es minimalista, los graves ponen los pelos de punta, en el segundo movimiento lanza bits acompañados de solos malabaristas, el nivel es muy alto tanto en pegada como en ejecución, para el último acto cierro los ojos y me dejo llevar por un bucle infinito. es otra de las mejores experiencias del festival, estaba un poco en la duermevela llenando de colores la cabeza.

me apetece un americano medium con el vegan chocolate cake de Coffeecompany, mientras Carlos me cuenta historias increíbles de viajes en barco, rock’n’roll me manda un whatsapp: “Grouper vamos”, le digo que eso no es posible, que no está en el programa, me dice que viene como Nivhek, y claro, salimos disparados a verla.

Liz Harris siempre ha gustado mucho en esta casa, mil gracias hermano por recordarme el concierto, el viaje de Nivhek es submarino, mejor dicho, abisal, es mi rollo y me mola aunque terminase resultando un poco plomizo, y es que meterse en la cabeza de Liz Harris tras Mariel y Sofia es excesivo.

Julio ya quiere bailar, así que nos vamos a Pandora a ver a The Ex, él disfruta pero yo abandono a la segunda canción, no estoy tampoco ya para guitarras afiladas, subo a Hertz a ver a Michele Mercure, el juego vocal con proyecciones cinemáticas y sintes es brutal, el concierto es súper divertido dentro de la abstracción o el guiño industrial.

quería seguir en esta onda viendo a Felicia Atkinson, pero acompaño a Julio a ronda para ver a Cate Le Bon, y aunque es un concierto pop, lo cierto es que hay mucha elegancia en todo lo que suena, desde la voz hasta la sección rítmica, hay personalidad en el escenario y se nota muchísimo. lo que no sabía en ese momento es que estaba disfrutando del cierre del festival.

de ahí nos fuimos a Fatoumata Diawara, y aunque la voz y puesta en escena son geniales, la banda como apunta Julio está muuuy en segundo plano y el resultado es muy plano.

lo intentamos con Asha Puthli y con la colaboración entre Kevin Richard Martin & Hatis Noit, pero no entramos en ninguno de los conciertos, tenemos hambre y estamos ya con muy poca batería, queremos cenar con un tenedor pero resulta imposible, así que nos vamos a pillar sitio para el cierre con Föllakzoid, y bueno, sin palabras, cuando me enteré que tocaban en esta edición tenía muchas ganas de verlos, imaginaba ese rollito kraut en le guess who? y pocas cosas resultaban tan seductoras, lo que nos encontramos fue un sinsentido, no sé si es que el cantante estaba puesto, si había venido su hermano gemelo o lo que sea, el caso es que el “concierto” (nótense las comillas) fue una tomadura de pelo, así que nos vamos para casa.

ha terminado el festival y ya estamos alucinando con los resultados electorales, putos 52 nazis. Julio descarta ir a Basis al afterparty, pijama y a dormir. ha sido agotador pero ha merecido muchísimo la pena, nos gusta más que la edición del año pasado, y es que los conciertos de Richard Youngs, Stine Janvin, Moon Duo y Shortparis han sido ya no los mejores del festival, han sido de lo mejor que he visto en mi vida, y eso sólo te puede pasar en un festival así.

porque sí, “representing the underrepresented” o “embrace the unknown” son taglines tan contundentes como reales. larga vida a le guess who? nos vemos el año que viene, o eso espero…

o que arde

o que arde [oliver laxe, 2019 | españa]

ayer isaura me decía que las pelis de oliver laxe son cuentos, he buscado en el diccionario qué significa cuento, y la primera acepción dice algo extensible a cualquier relato cinematográfico; narración breve de ficción.

¿es o que arde un cuento? puestos a etiquetar una narración así tiraría mas de fábula por aquello de la intención didáctica, crítica y moraleja final, aunque todas estas tildes pasen de puntillas por la hora y media que dura la peli.

aunque metiendo el bisturí en el continente, podría hablar de documental más que de peli. si una canción debería aspirar a congelar el tiempo e inmortalizarlo, o que arde consigue congelar eso que llamamos vida rural e inmortalizar ese día a día en las aldeas que a los gallegos/as tanto nos resuena dentro.

por momentos perdía el sentido narrativo porque estaba centrándome en todos los huevos de pascua afines a ese día a día en la vida rural gallega: el bote de cola cao amarillo, el interruptor de la luz, el somier metálico como cierre, el entierro, el camisón por debajo del vestido, las campanas, la C15, etc…

hasta que entendí que todo eso necesitaba ser encapsulado y puesto al servicio del recuerdo. y por ahí la crítica pasaba a ser loa, que arda un bosque es terrible, que arda y se extinga un modo de vida es algo catastrófico, de ahí que se agradezca el cariño en el atrezzo.

en cuanto al contenido le comentaba a marga mientras paseábamos la resaca que me sobraba el fuego aunque entendía perfectamente el peso de su protagonismo. aquí recordamos esa charla a la que asistimos hace un par de años en la que oliver laxe enfatizaba el éxtasis que genera la contemplación del fuego, ese ser vivo que en si mismo no puede ser culpable de nada, incluso en los contralumes se adivina el deseo sexual de dos partes que quieren fundirse en una sola unidad, el fuego susurra, el fuego respira, el fuego, como tú y yo, solo quiere vivir.

por eso en el análisis agradezco un punto de vista expositivo, al fin y al cabo, todos deberíamos ser inocentes si se nos obliga a pedir perdón por existir: seamos un eucalipto o un pirómano puesto en libertad tras cumplir condena.

desde un punto de visto meramente estético o cinematográfico lo que consigue oliver laxe a través de una cámara está al alcance de muy pocos. el sentido poético en el derrumbe es de una belleza que realmente aturde, el principio de la peli es una barbaridad; sigo sin saber muy bien como acotar una definición precisa acerca de lo que es o no es cine, pero si ese juego de luces, sonido e imágenes del principio no resuelven la duda, pocas secuencias lo harán.

oliver laxe maneja el lenguaje audiovisual con una soltura que realmente asusta, entiendo que puedan o no gustar sus pelis, lo que es innegable es la profundidad de la mirada, hay algo en los ojos de luna, amador, benedicta, la vaca enferma o el caballo del final que no atiende a interpretaciones, es la verdad atávica de unas formas de vida que siguen sin comprender el entorno que las rodea, porque la naturaleza se rige por unas voces que difícilmente conseguimos descifrar.

y ya me callo, mejor que hable leonard cohen.

[…] and you want to travel with her
and you want to travel blind
but you think maybe you’ll trust her
for she’s touched your perfect body with her mind […]

david berman

amanezco con la muerte de david berman, leo incrédulo tweets de drag city, wfmu, etc… y no consigo entender nada. david berman llevaba desaparecido diez años hasta el (premonitorio?) single all my happiness is gone que servía de adelanto para un nuevo disco publicado en julio de este año. el renacer del ave fénix mutando de silver jews a purple mountains, da igual, focos de nuevo en la vida de mr berman = fuegos artificiales en mi casa.

twitteo las versiones (rebel jew, trains across the sea, i remember me) que subí a bandcamp en su día, repaso los vídeos de otras versiones que nunca me atreví a publicar, veo las fotos de mi habitación cuando había carteles o dibujos suyos en las paredes, y sigo sin entender nada.

le digo a elo & marco que debería escribir algo, pero no soy capaz de hacerlo. eloy nos cuenta que está traduciendo la página de david berman en wikipedia, ciertas cosas no cambian, eloy sigue siendo dios. subo a instagram la foto de ahí arriba y explico que aprendí a tocar la guitarra gracias a él, a cantar también, y probablemente a vivir también. esto claro que suena a exageración post mortem, pero no, entre el año 1999 y 2003 descubrí a silver jews gracias a starlite walker, llegué a aquel disco porque stephen malkmus estaba por el medio, y como un día le dije a elena, yo siempre fui más pavement que sebadoh.

ana también lo sabía, los dos creo que vivimos una época muy especial, musicalmente hablando, cuando en casa sonaban silver jews, vic chesnutt, songs ohia, smog, kozelek, etc… vic ya no está, jason molina tampoco, y desde hoy david berman tampoco.

recuerdo aquel mail de abel cuevas cuyo asunto era the country diary of a subway conductor, desde aquel momento nuestros mails siempre llevaban canciones en el asunto, las cuentas eran de yahoo y creo que aún buscábamos en altavista.

le mando un whatsapp a abel dobarro contándole la desgracia porque probablemente sea la persona con la que más he compartido fascinación por la persona y personaje, ana mediante.

van seis párrafos y sólo he hablado de mi, por eso no quería escribir, no quería llevarme esto al enésimo texto egocéntrico. pero claro, he hablado de ana, los abeles, elena, eloy, marco, etc… es decir, de mis amigos, de mi puta vida, eso es lo que se ha muerto un poco hoy.

siendo honesto no puedo decir que me gusta la música, debo reconocer que necesito la música; vivo solo en media de la nada, sentimentalmente soy un puto desastre, soy un lisiado emocional lleno de taras, por eso necesito la música, porque dentro de ella soy yo mismo, soy libre.

de ahí que sea muy mitómano, que admire tanto a los hombres / mujeres tras los nombres, por eso siempre me sentí muy cercano a las carpetas forradas con artistas, bien fueran de la super pop o del ruta 66.

david berman no era el cantante de silver jews y purple mountains, david berman era mi amigo, me enseñó tantas cosas que resulta obsceno enumerarlas, no puedo hablar de canciones tampoco, porque todos los discos son redondos de la pé a la pá. simplemente decir que es el mejor letrista que he conocido en mis 44 años de vida, bueno, letrista suena fatal, es probablemente el mejor poeta que he leído.

voy a echarle muchísimo de menos, vale que siempre podré volver a él buscando respuestas cuando la ansiedad apriete, o que podré bajar la ventanilla gritando open field with a window cuando coja la salida a nigrán / praia américa cuando vaya por la AP 9, pero me va a costar una barbaridad vivir sin nuevas conversaciones en el horizonte.

hacerse mayor es ver morir a sapri, pili o david berman y darse cuenta que uno sigue atrapado en la habitación del segundo párrafo.

[…] on the last day of your life, don’t forget to die […]

sapri & pili

ya podéis dormir juntos para siempre

#rewind 2018

“I’m 28 years old now. I used to desire an ideal life when I was a teenager. I don’t see it in this way anymore. There is simply no ideal life. It is only about choosing what kind of regrets you are willing to live with.” hu bo (1988 – 2017)

¿qué te lleva a elegir la mejor película del año?, ¿realmente pueden medirse dos películas?, ¿y dos actuaciones?, ¿se pueden medir dos tramas?, ¿y dos montajes?, y la fotografía, ¿se puede comparar?

hace años leía justificaciones técnicas para comparar películas y no estaba de acuerdo, en realidad no lo estaba porque casi siempre las discusiones nacían de comparaciones entre cine clásico y contemporáneo, éste salía perdiendo porque claro, dreyer esto, welles lo otro, el david bueno es lean no lynch, etc…

pasa un poco lo mismo en música, me parece más grande will oldham que bob dylan, y bill callahan que leonard cohen, ¿son comparables?, ¿en base a qué?, y de nuevo toda la retahíla de preguntas sin aparente respuesta.

llegados a este punto de aparente no retorno llevo varias semanas pensando en el origen de ese tipo de elecciones, en el por qué de la legitimidad de determinadas listas / recomendaciones que leo por ahí. entiendo que esta cosa llamada mejor lista de pelis del año nace de nuestro bagaje emocional, del entorno en el que hemos crecido, de la experiencia de nuestros actos y emociones, de como todo eso ha ido moldeando nuestros receptores ante los diferentes estímulos externos que los activan. de todo aquello que resuena dentro de nosotros y provoca un eco que podemos reconocer. ¿es medible ese eco?, ¿es tangible esa unidad de medida emocional?

básicamente cuando me siento a ver una peli lo que busco es que me vuele la cabeza unos días, y para que eso pase se tienen que dar determinadas circunstancias. puedo buscar que el visionado resulte incómodo, si eso sucede ya es un gran paso, a una obra (en este caso cinematográfica) le pido que consiga bajarme del andamiaje en el que me siento cómodo. otras veces lo que busco es un espejo en el que poder verme y decir, eh! conozco eso, ¡yo estuve ahí!

eso ya lo tengo bastante claro después de darle muchas vueltas, lo que he añadido a la ecuación es la singularidad técnica de cada película, porque sí, creo que puede ser determinante una elección de luz o de diálogo. y sí, aunque hablamos de procesos que nacen de la experiencia del yo, ya consigo identificar, medir y defender los mecanismos que funcionan en mi.

por esto este año he intentado dibujar el escenario más significativo dentro del abanico de historias que he visto, dando como resultado algo así:

  • película: da xiang xi di er zuo  (hu bo)
  • director/a: hu bo (da xiang xi di er zuo)
  • interpretación: ana brun (las herederas)
  • guión original: hu bo (da xiang xi di er zuo)
  • guión adaptado: ali abbasi & isabella eklöf (gräns, novela: john ajvide lindqvist)
  • montaje: denis bedlow & gaspar noé (climax)
  • fotografía: gökhan tiryaki (ahlat agaci)
  • banda sonora: olivier arson (el reino)
  • canción: 穿过冰面 – hua lun (da xiang xi di er zuo)
  • diseño de producción: astrid tonnellier (les garçons sauvages)
  • vestuario: sandy powell (the favourite)
  • maquillaje: göran lundström, pamela goldammer & erica epetzig (gräns)
  • sonido: christophe giovannoni (lazzaro felice)
  • efectos sonoros: marta billingsley (lazzaro felice)
  • efectos visuales: joshua beveridge, christian hejnal, danny dimian & bret st. clair (spider-man: into the spider-verse)
  • documental: no intenso agora (joão moreira salles)
  • cortometraje: como fernando pessoa salvou portugal (eugène green).
1. da xiang xi di er zuo [hu bo, 2018 | china]

¿por qué da xiang xi di er zuo es la mejor peli del año? cuesta bastante verbalizar las 4 horas que dura esta película. de hecho sería injusto poder acotarla a través de palabras. me ha parecido fascinante de principio a fin, con un ritmo envidiable para el desarrollo de una idea tan sencilla y compleja a la vez. admiro la humildad de la mirada, la distancia de la cámara (toda aquello que pueda resultar violento está siempre fuera de campo), la poesía de los constantes planos secuencia capaces de hacerte olvidar su principio y su fin, la capacidad para atravesar la piel de los personajes y permitir que toquemos sus esquinas.

es inevitable pensar que el fatal desenlace de hu bo (al parecer se suicidió al terminar la película tras múltiples discusiones con los productores por cuestiones como la duración o el enfoque) está ligado al tour de force de los cuatro protagonistas. es impresionante pensar que hu bo en su primera y última película haya conseguido, ya no tanto ponerse a la altura, si no superar en calado a jia zhangke, y ya en una interpretación más personal si cabe, creer que mucho de lo que vemos aquí es gracias a la influencia de béla tarr, de hecho hu bo participó en un training camp supervisado por béla tarr en el año 2017 del que nació el corto jing li de ren.

pero realmente si queremos ir al núcleo de todo esto deberíamos irnos a lo que hu bo considera el origen de la peli, este texto de cormac mccarthy:

[…] he thought that in the beauty of the world were hid a secret. He thought that the world’s heart beat at some terrible cost and that the world’s pain and its beauty moved in a relationship of diverging equity and that in this headlong deficit the blood of multitudes might ultimately be exacted for the vision of a single flower. […]

creo que la experiencia merece mucho la pena, la última escena es probablemente la más bella que haya visto nunca.

*

y ahora sí, allá va el manojo de pelis más significativas de este año echando mucho de menos las dos que ha estrenado hong sang-soo el pasado año, gangbyub hotel y grass, por no hablar de ang panahon ng halimaw (lav díaz), corsario (raúl perrone) y un larguísimo etc…

2. ahlat agaci [nuri bilge ceylan, 2018 | turquía]

a la hora de elegir la fotografía he pensado mucho en transit (christian petzold) porque siempre me flipa ese grano pero claro, las imágenes en torno al árbol del principio de ahlat agaci son una barbaridad. tengo a ceylan como al tipo que mejor filma la erosión de los personajes que tiene delante, en ahlat agaci vuelve a hacerlo, y el mimo en la fotografía es capital para meterte en una historia que no por familiar deja de entusiasmar.

3. a fábrica de nada [pedro pinho, 2017 | portugal]
4. les garçons sauvages [bertrand mandico, 2017 | francia]

resaltemos un poco la película más libre del año, les garçons sauvages. la puesta en escena resulta muy atractiva, el magnetismo de anaël snoek igual, vale que después la peli termine por izar una bandera que tal vez no partía como objetivo inicial y multiplique el valor, pero ya con el nivel de pegada audiovisual deberías encontrar los cohetes. y sí, también creo que tiene todas las papeletas para convertirse en eso que llaman peli de culto.

5. güvercin [banu sivaci, 2018 | turquía]

dentro de mis debilidades están los animales y todo lo que sucede en torno a ellos, cuando hablamos de cine cualquier director/a que ponga el foco ahí tiene mi admiración. en este caso la peli del año que toca esa tecla es güvercin, de la debutante banu sivaci. el registro es mayor porque la realidad de los habitantes del penúltimo escalón de esa cosa llamada sociedad, en este caso la turca, pesa durante toda la peli.

pero esa metáfora que describe banu sivaci a través de la relación de yusuf con maverdi, termina por convertirse en mi relación de amor del año, porque este amor es del bueno en contrapunto al de cold war por ejemplo. a ver quién supera por otro lado ese final con 13 angels standing guard ‘round the side of your bed de silver mt. zion. para los que se hayan preguntado cómo sería dedicarle más tiempo al ghost dog de la azotea.

6. manbiki kazoku [hirozaku koreeda, 2018 | japón]
7. western [valeska grisebach, 2017 | alemania]
8. como fernando pessoa salvou portugal [eugéne green, 2018 | portugal]

no escondo que eugéne green es uno de mis directores favoritos. en como fernando pessoa salvou portugal vuelvo a disfrutar como un enano. porque green consigue que vea sus pelis, cortos o mediometrajes con una sonrisa. admiro la capacidad para imprimir su sello en todo lo que hace, las conversaciones en primer plano perfectamente encuadradas, las fugas, el simbolismo de los escenarios, todo lo que hace me parece de una lucidez extraordinaria.

9. no intenso agora [joão moreira salles, 2017 | brasil]

cuando repaso los estilos que más veo siempre me topo con dramas y documentales, aunque este año he podido ver caniba de lucien castaing-taylor & véréna paravel y me quedo tonto ante la aproximación al sujeto, primeros planos desenfocados apuntando a una bestia como issei sagawa, que devienen en experiencia onírica más que realidad documental, finalmente me quedo con no intenso agora. vale que los brutos son la hostia, pero la narración de joão moreira salles brilla por encima de ellos.

10. caniba [lucien castaing-taylor & véréna paravel, 2017 | francia]
11. transit [christian petzold, 2018 | alemania]
12. 24 frames [abbas kiarostami, 2017 | irán]
13. climax [gaspar noé, 2018 | francia]

cuenta gaspar noé que quería hacer un par de planos secuencia y ya, pero se dio cuenta que con eso no ubicaría a los personajes. que el montaje influye en el proceso creativo de una peli yo me di cuenta muy tarde, ahora que lo sufro me flipan los recursos para acelerar o pausar una historia, en todas las piruetas técnicas que te metan o saquen de esa historia, y ahí a gaspar noé es difícil ganarle. climax vuelve a ser otra patada, está en ti el querer primero recibirla y después entenderla, pero el que ambas acciones funcionen se debe a la forma en que sujeta la cámara y en cómo se montan después esas imágenes.

14. las herederas  [marcelo martinessi, 2018 | paraguay]

aquí puntualizo un hecho que me ha dado vueltas también estos días, ¿por qué hay diferenciación de género a la hora de elegir una interpretación? no creo en interpretaciones masculinas o femeninas, creo en interpretaciones a secas. un escalón por debajo estaría también mi incomprensión a la hora de elegir una interpretación en función del tiempo en pantalla, es decir, no creo en actores o actrices secundarias. creo en un algo (ser humano, animal, robot, etc…) capaz de transmitir, la duración nunca me ha parecido relevante. partiendo de estas premisas, lo de ana brun es conmovedor. ese fotograma de ahí arriba o el desesperado “soy puppet” de la llamada de teléfono son, con muy poco, ejemplos perfectos de lo insondables que somos los humanos.

15. lazzaro felice [alice rohrwacher, 2017 | italia]

paro aquí un momento para hablar del sonido. lazzaro felice puede ser una peli que destaque por muchas cosas, la mirada de adriano tardolo sobre todo, a mi desde luego me atrapa la primera parte, el sonido del viento es palpable, la materialización del vete con la música a otra parte de la segunda mitad de la peli también, vale que en películas como zama (lucrecia martel) el paisaje sonoro es riquísimo, pero sacar oro de paisajes sonoros más planos es de admirar.

16. la camera de claire [hong sang-soo, 2017 | corea del sur]
17. gräns [ali abbasi, 2018 | suecia]
18. the rider [chloé zhao, 2017 | estados unidos]
19. dogman [mateo garrone, 2018 | italia]
20. visages villages [agnès varda & jr, 2017 | francia]
21. trees down here  [ben rivers, 2018 | reino unido]
22. la enfermedad del domingo [ramón salazar, 2018 | españa]
23. buh-ning [lee chang-dong, 2018 | corea del sur]
24. isle of dogs [wes anderson, 2018 | estados unidos]
25. the favourite [yorgos lanthimos, 2018 | reino unido]
26. el reino [rodrigo sorogoyen, 2018 | españa]

la música en da xiang xi di er zuo es maravillosa, en medio del derrumbe se agradece el color que aporta el lenguaje musical, de ahí que 穿过冰面 de hua lun me parezca la mejor canción, pero es en el reino donde la banda sonora entera me parece más determinante, la música de olivier arson no decae en ningún momento y consigue que el ritmo de la peli sea trepidante.

27. spider-man: into the spider-verse [bob persichetti, peter ramsay & rodney rothman, 2018 | estados unidos]
28. adam sandler: 100% fresh [steven brill, 2018 | estados unidos]

gracias luismi por adam sandler, sin ti jamás hubiese disfrutado hasta la lágrima!!

 

le guess who? | 2018

lgw3

diseño de nick liefhebber

llegamos a eindhoven por la mañana, comemos algo y vamos a amsterdam a dar una vuelta. nos sentamos a tomar una cerveza en frente de un canal, son casi las 7, se me ocurre echar un ojo al instagram de jungle by night sabiendo que muchos de ellos son de allí, las stories invitan a pasarse por la tienda rush hour.

jungle by night está a punto de lanzar nuevo disco, livingstone, aprovechan la ocasión para venderlo una semana antes del lanzamiento oficial, pinchar y tocar alguna canción en directo. busco la dirección de la tienda y resulta que la tenemos a 800 metros, le digo a julio que vayamos hasta allí.

el trayecto nos acerca a un amsterdam underground lleno de callejuelas, finalmente encontramos la tienda, al primero que vemos es a ko zandvliet (trombón), se queda a cuadros al vernos allí. recordemos que jungle by night estuvieron este año tanto en san simón como en formentera, pero en ninguna de las dos ocasiones pude verles por culpa de estar en medio del fregado. este sinsal meets jungle by knight se vuelve muy sentimental al ver a peter peskens (bajo), recordamos entre abrazos la pinchada en la furgo bajando del pilar de la mola apenas un mes antes.

entiendo que el karma tiene estas cosas y me ofrece la posibilidad de disfrutar en directo (por fin!!) de pompette, hangmat, love boat o stormvogel. ya en casa repasando los vinilos te das cuenta que si a esas canciones añades spectacles, pt. 1, spectacles, pt. 2 y spending week estás muy cerca de un disco redondo, tanto que me pregunto si debería ser el disco del año, con permiso de sons of kemet y esa barbaridad llamada your queen is a reptile (impulse!, 2018).

IMG_8582.JPG

Domkerk

pero este post debería hablar de le guess who?, festival que en sinsal siempre ha estado considerado como uno de los mejores. desde fuera parecía fácil decir los porqués aludiendo al cartel, en persona es muchísimo mas sencillo afirmarlo, con darse un paseo desde el check in hasta la primera localización, domkerk, ya te puedes imaginar el lío.

jueves 8 de noviembre, 2018

jerusalem-in-my-heart

Jerusalem in my heart Orchestra

la idea de esta visita a le guess who? tenía como principal objetivo ver el mayor número de bandas y localizaciones, es decir, eso nos iba a llevar a elegir entre muuuuuchos grupos que querríamos ver, y los que íbamos a ver hacerlo poco tiempo para que nos diese tiempo a saltar a otro sitio.

el primer concierto al que asistimos fue a la interpretación de occam océan, pieza de éliane radigue, por parte de la orquesta de 34 músicos, ONCEIM. estuvimos cerca de 20 minutos levitando, la constante durante los tres días de festival es la rabia de no poder abandonarse del todo a las bajas frecuencias.

de ahí saltamos a tivolivredenburg, en concreto al auditorio principal de este espacio parecido a un centro comercial, convertido en núcleo del festival. ahí vemos a Lonnie Holley feat. Nelson Patton, aunque nos enganchan las primeras dos canciones en seguida el tono meloso de la voz nos aburre un poco, nos centramos un poco en las bases rítmicas pero a los 15 minutos nos vamos.

a Vera Sola teníamos muchas ganas de verla, toca en una de las salas de tivolivredenburg, concretamente en hertz. nos gusta todo, se mueve de maravilla y la música nos acerca a una maika makovski meets giant sand.

de ahí saltamos a cloud nine, otra de las salas de tivolivredenburg, aquí nos espera Lydia Lunch’s Big Sexy Noise, es cierto que no estamos ya para este rollo tan sucio, pero también es cierto que lydia lunch convierte en pipiolos a cualquier grupo de chavalada haciendo ese tipo de música. sudamos un poco y nos vamos.

nos esperan en janskerk, otra iglesia, Jerusalem in my heart Orchestra. apoyados en proyecciones de 16mm, asistimos a la interpretación de ya garat al wadi clásico de la música egipcia, técnicamente impecables en la ejecución, nos quedamos con ganas de más chicha, a mi especialmente me interesaron los entreactos más abstractos, a julio menos.

para este jueves marcado con fluorescente teníamos a Faka, lo que no sabíamos es que iba a actuar en uno de los espacios más increíbles, basis es más una cueva a pie de un canal, que una sala. templo del techno, basis ayudó mucho a llevar a otro nivel la actuación de faka, aunque la intro duró un poco más de lo esperado, una vez que las bases invadieron el espacio entendimos un poco mejor ese pulso tribal. la instantánea nos remitía a esa escena de indiana jones en la que un chamán majara arrancaba un corazón. han pasado ya un montón de días y crece la sensación de haber asistido a algo grande allí.

antes de irnos decidimos volver a tivolivredenburg, entramos a ver un poco a AMMAR 808 en la sala pandora, aquí nos hacía gracia comparar la escena con unas fiestas de pueblo donde un pastor berebere toca la flauta mientras un gañán lanza zapatilla desde una TR-808 invitándote a comprar más fichas para los coches de choque. 

es casi la 1, nos vamos, estamos cansados  y nos queda media hora de coche hasta nuestra casa en las afueras de utrecht.

viernes 9 de noviembre, 2018

future-feminism

Future Feminism

nos vamos pronto por la mañana para visitar, dentro de la programación paralela al festival, la expo sobre dieter rams, y claro, flipamos una vez más con las piezas. 

comemos un baba ghanoush con tajine vegano que está de la hostia, porque en Utrecht los veganos además de poder comer, lo hacemos bien, después de un coffee nos acercamos al distrito de lombok, barrio árabe en el que la organización ha organizado un mini festival, Lombok Festival, el viernes con actuaciones de artistas locales por diferentes espacios de la zona.

lo primero que hacemos es apuntarnos a la visita de la mezquita ulu porque julio es muy listo, flipamos en la sala de oraciones y en general con la atmósfera que se respira.

de ahí nos vamos a la iglesia antoniuskerk, canciones tradicionales a través del piano de Veras Khouri y la soprano siria Mireille Bittar. pasamos por el flashmob de bailes árabes de refilón y nos vamos al molen de ster para flipar con Brader Musiki, y seguiría con alguna actuación más pero mejor será dejar el vídeo resumen para hacerse una idea del ambiente:

de vuelta a la programación principal hacemos la primera parada en la iglesia janskerk, nos llama Takuro Kikuchi y su piano. pocas veces he sentido tan de cerca a qué sonaría dejarse caer en la hierba, cuando hablan de su música como muy natural y contemplativa no mienten, mi reino porque el bueno de takuro tocase unas nanas todos los días antes de dormir.

en el teatro más grande de utrecht, stadsschouwburg, flipamos con rise performance de Future Feminism (johanna constantine),  una puesta en escena muy bestia con unas bases igual de bestias como respuesta al machismo reinante. bofetada de las buenas.

salimos apurados para ver a Jessica Pratt en janskerk, estoy nervioso porque mi objetivo para el festival era ver a serpentwithfeet y temía quedarme sin sitio, por lo que abandono a julio tras la primera canción, durante los diez minutos que separan janskerk de tivolibredenburg voy pensando que tal vez el momento más especial hasta el momento es ese y lo he abandonado.

llego a tiempo y encuentro la vista perfecta para asistir a la actuación subrayada con megafluorescente, josiah white (Serpentwithfeet) va muy sobrado en el escenario, se sabe hype y se mueve como tal, es el concierto en el que más tiempo estoy, aunque julio defienda la actuación de nakhane en san simón como más gorda yo creo haber visto a uno de los grandes. y no soy el único, sin duda el concierto más petado, el de más suspiros, el de más colas, y para mi el de más emoción, eso que no escuché redemption pero claro, como para no arrugarse con bless your heart.

bob

holanda 1 – españa 0

salimos de tivolivrendeburg rumbo a de pastoe fabriek en el barrio de rotsoord, zona de naves industriales reconvertidas a espacios de coworking para estudios de diseño, universidad y demás actividades culturales. es sin duda la zona más atractiva de utrecht, por el camino nos paran para hacer un control de alcoholemia, le digo a la policía que ya estoy mayor para beber, doy negativo y me regalan, entre sonrisas, un llavero por buen comportamiento.

aunque es viernes el problema de acceso a los espacios empieza a ser un problema, hacemos cola para ver a STUFF., banda belga de la que nos llegan descargas brutales a través de la puerta. ya dentro flipamos, estamos ya en ese punto en el que el festival debe tirar de nosotros y así sucede, el set de STUFF. es una barbaridad, y aquí debería decir algo.

dentro de la programación del festival, devendra banhart, shabaka hutchings y moor mother sirven como curators, eligiendo cada uno de ellos bandas que les hacen tilín. de los tres apostamos desde el principio por las bandas elegidas por shabaka hutchings (sons of kemet, the comet is coming, shabaka and the ancestors).

y STUFF. es una de ellas, entendemos perfectamente que la mezcla de hip-hop, jazz, electrónica le hiciese cosquillas al bueno de shabaka. si estás leyendo esto y tienes oportunidad de verlos, corre.

seguimos en la misma zona pero cambiamos de espacio, nos vamos a le:en, restaurante asiático con espacio para conciertos en una sala anexa de marcado acento industrial. allí nos espera la enésima reencarnación de Ian svenonius, Escape-ism. la performance del bueno de Ian nos divierte muchísimo, por primera vez en el festival el tono es más festivo, Ian está ya para pasarlo bien y así nos maneja a todos con verbo y música sin esfuerzo, es un puto grande.

son las 12, antes de marcharnos volvemos a la nave donde actuaron STUFF., esta vez para ver a otra de las bandas elegidas por shabaka, III Considered regala un bolo tremendo, free jazz del bueno, excesivo, repaso los vídeos del móvil mientras escribo y flipo. imagino que lo bueno de esto es eso, recordar y dimensionar en su justa medida todo eso que en el durante se te pasa en un riau.

sábado 10 de noviembre, 2018

midori-takada

Midori Takada

es nuestro último día de festival, nos piramos el domingo al mediodía, así que aprovechamos la mañana para conocer un poco utrecht, más allá del festival la ciudad merece mucho la pena, a los mejor es un poco unpopular opinion pero a mi me gusta más que amsterdam. 

para el sábado la organización tiene montado un evento paralelo, Le mini who?, mini festival por diferentes espacios de la ciudad: cafeterías, naves, restaurantes, etc.. locales de aforo limitadísimo para sets de media hora de bandas emergentes de la escena local. entre que empieza a llover bastante, que es el día grande del festival y que empiezo a pillar una gripe como el piano de takuro kikuchi, no nos movemos mucho buscando esas bandas porque a las 6 empieza la jam de Kikagaku Moyo con Riley Walker en de helling, otra nave industrial reconvertida a sala, en este punto julio ya empieza a entender el por qué de una actividad cultural para una ciudad tan “pequeña”, la multitud de espacios es abrumadora.

aunque esperábamos mucho de esta jam la realidad es que sólo funciona cuando kikagaku moyo lleva el timón, notamos perdidos a riley walker y compañía, por lo que nos quedamos a medias.

belén, olga y piñe insisten en ir a ver a Anoushka Shankar, actúa en la sala principal de tivoli vredenburg, pero no lo hace sola, la acompañan 27 miembros de la Metropole Orkest y Manu Delago, sirve manu como telonero, o más bien malabarista sacándole a dos steelpan todos los sonidos imaginables.   

anoushka shankar hipnotiza con el sitar pero me sobra toda la orquesta, y tal vez un espacio tan bestia, me la imaginaba en una sala más peque y sin tanto acompañamiento y me gustaba más que lo que estaba viendo.

julio y nos vamos para pillar sitio, queremos ver a Midori Takada. el setting es precioso, platos verticales, y demás elementos ubicados como en un plano de arquitectura. la performance de midori es muuuuy especial pero ya estoy terminal y tengo que irme del concierto.

aprovecho para comer un vegan carrot pie con un café y salgo a la calle a dar un paseo, julio baja cuando termina el concierto y me dice que nos vayamos a casa, tiro de espidifen y le digo que nos quedemos un concierto más.

ese concierto que no quería perderme es el de Sons of Kemet XL, llegamos con tiempo por lo que bailamos un poco con la sesión de Dj Noss, estoy a aguas pero entre la gripe y el cansancio estoy como drogado y flipo con la sesión, me lo imagino en verano en san simón con el público del revés.

y en un parpadeo se peta la sala, aunque están por ahí islam chipsy tocando, la gente espera a sons of kemet para comprobar a qué suenan con un set de cuatro baterías. 

a julio le gustaron más cuando vinieron a san simón, a mi no, con los años me he vuelto un gañán en los conciertos y poder disfrutar de inner babylon,  the itis o my queen is doreen lawrence a cuatro baterías es de las cosas más bestias que he vivido en directo. de ahí que me quede con ellos como los triunfadores del festival.

porque así acabamos nuestra experiencia en le guess who?, festival que todo el mundo debería visitar una vez por lo menos antes de morir, porque no hay nada más acertado para describirlo que ese “a celebration of sound” que corona el cartel, eso sí, lleven paracetamol de españa que el de allí es placebo.

img_8619

diario

arbore - diario I 2010-2017

apenino & árbore ~ diario (self released, 2018)

cuando “toco” (nótense las comillas) la guitarra y aparece algo que llama la atención, suelo crear una nota de voz en el móvil. el siguiente paso es trabajar sobre ese boceto hasta conseguir una “canción”.

será cosa de la edad, o que soy muy vago como piensa marco, pero en este “disco” (vuélvanse a notar las comillas) no quería trabajar más esos bocetos. cuando ordené todas las notas de voz, que tenía en el móvil desde el año 2009, surgió el diario.

invité a marco a meterle mano pero prefirió dejarlo todo tal cual, simplemente mejoró el sonido y creó su maravillosa aportación: diario glitch, el resultado de meter en una thermomix todos los sonidos y menearlos a velocidad espiga.

este puñado de momentos está dedicado a: kirby, jack, daisy, lúa, vega, ave, pilar, neko, champiñón, fichmon, pilar maría, asja, ringo & lila.

* allá donde estáis, estamos *

apenino: marco destrozó el diario de rafa, bajo su irresponsable consentimiento, con la única ayuda de Gleetchlab 4 en diario glitch.

árbore: guitarra acústica, percusión alpargatil, grabaciones de campo & fotos.

elisa maril: foto de marco en “diario glitch”

lila: soñó en “15:39h, 24 de septiembre, 2009”.

kirby: ladró en “19:58h, 11 de julio, 2011”.

jack & daisy: bostezaron y corrieron en “19:58h, 11 de julio, 2011”.

champiñón: ronroneó en “11:01h, 3 de septiembre, 2015”.

bruna: ladró en “23:01h, 2 de octubre, 2016” y “17:34h, 8 de enero, 2018”

sapri: maulló en “23:01h, 2 de octubre, 2016” y ronroneó en “16:48h, 22 de diciembre, 2016”.

fer & juanma: hablaron en “2:09h, 5 de octubre, 2017”

free download