time

por arvre

time

uf, ¿y ahora?. pues para mi algo parecido a una decepción y además gorda. el sobrepeso nace del origen, kim ki-duk. uno de esos tipos que consigue atraer sin más esfuerzo que firmar. una vez más las expectativas un poco por los suelos (aaay ese arco), puede que la culpa la tenga una occidentalización del esqueleto de la película en relación a lo que estaba acostumbrado; en time los protagonistas follan y no hacen el amor, la violencia no fotografía sentimientos extremos, aquí parece siempre la salida de emergencia, el tapón que vacía la bañera, gratuita hasta recordarme en más de una ocasión a takeshi miike, cualquiera que haya visto la isla recordará los dichosos anzuelos, pero nunca un desgarro supo tan sincero, tan consecuente, calcaba la misma declaración de amor de aquellas manos que se embadurnaban de pintura azul. olvidados el bricolaje sentimental, la poesía, la quietud o el ritmo fotográfico, en ‘time‘ sirven el piano y un poco la dificultad de adaptarse, la búsqueda del acomodo ideal para ir soportando el paso del tiempo en las relaciones con todas sus mutaciones, pero firmando kim ki-duk esto sabe a poco, muy poco y fastidia mucho, muy mucho.

Anuncios