jagten

por arvre

Jagten_800eel cazador cazado

en la lista de mejores películas del año pasado no había llegado a ‘jagten‘ pero creía que estaría en ella, pensaba lo mismo de ‘dans la maison‘ de françoiz ozon. con ‘jagten‘ se confirmaron las expectativas un mucho, con ‘dans la maison‘ varios peldaños menos pero esa es otra historia. y para hablar un poco de ‘jagten’ tendría que hacerlo de thomas vinterberg. y claro, es inevitable hablar de ‘festen’ y hablar de esa cosa llamada dogma. y aunque podría parecer un aserto molón para llegar más fácil a la esencia de las cosas, sentimientos, o personas, el rollo dogma como que no. más aún por lo mal que me cae lars von trier, pero esa es también otra historia. pero debo agradecer al capullo de von trier haberme acercado a susanne bier y a thomas vinterberg que tal vez sin la ayuda de su parrafada poser no habría conocido.

festen’ es bien, porque en las familias de mansiones y cocktails hay mucha mierda y mola ver ese esqueleto sórdido que las pajaritas malamente consiguen esconder. de hecho el ambiente en ‘festen’ o ‘jagten‘ me parece más sórdido que en ‘submarino‘, aunque el suburbio o la mugre despisten. el suburbio es el suburbio con todas las connotaciones despectivas asociadas a la vida en el alambre. vinterberg en ‘submarino‘ apuntaba a la degradación personal de los supervivientes a infancias desestructuradas y a su redención (me acuerdo aquí del notable debut de angelina nikonova ‘portret v sumerkakh‘). cuenta vinterberg que en 1999 llamó a su puerta un reconocido psicólogo infantil danés para hablarle de la memoria reprimida y de una teoría: “el pensamiento es un virus“. vinterberg no le hizo caso, pero diez años después necesitó un psicólogo así que llamó para pedirle disculpas y sí leyó los papeles que le había llevado aquella noche tras confesar que le habían dejado en shock.

y de ahí nació  ‘jagten’,  una caza de brujas en un paisaje donde los adultos juegan a ser niños hasta que los niños juegan a ser adultos. aquí el foco apunta a la degradación de la sociedad, sujeta por los alfileres de la buena educación y del buen ver. y ahí el envoltorio cuando rascas un poquito se descompone en mil pedazos, incapaz de ocultar el “todo el mundo es culpable hasta que se demuestre lo contrario” (también me acuerdo aquí de ‘capturing the friedmans’), porque sí, el mundo actual funciona al revés y la presunción de inocencia es algo que difícilmente manejan nuestros esquemas mentales. ¿creerías antes a tu mejor amigo o a tu hijo de 4 años?

creo que los seres humanos se dividen en cuatro grupos en función de lo que parecen superficialmente y de lo que en realidad son. hablo de los malos/malos (parecen y lo son, nada que objetar), los buenos/buenos, los malos/buenos (difíciles de adivinar) y los más peligrosos, los buenos/malos. en ‘jagten‘ un enooorme mads mikkelsen choca frontalmente con una sociedad buena/mala, con el ‘tú difama que algo queda“, de ahí que su integridad le impida siquiera defenderse ante los ataques nacidos de una base moral tan sólida como un castillo de arena cuando el telediario anuncia alerta naranja, por muy pomposo que resulte a la vista el estado de bienestar de un país, dinamarca, de los más modernos y desarrollados del mundo.

Anuncios