aries

por arvre

aries-adieu-or-die

aries – adieu or die (la castanya/k, 2016)

sucede a veces (me acuerdo de oso leone) con este tipo de discos aparentemente “pequeños” (nótense las comillas)  y alejados del planeta de los sintes modulares en el que vivimos en microphones in the trees. sucede que me atrapa una melodía y no consigo despejarla de mi cabeza hasta que rebobino el momento en el que entró en mí, y es curioso porque la misma aries describe ese momento en la fuerza del sonido. en mi caso la melodía culpable vive en nuestra casa, cuerdas que de tan cercanas queman. algo parecido ocurre con ese “ah, oh, ah, oh, ah, ah”, coros que me tienen hipnotizado desde hace unos días.

localizado el origen del flechazo, me enfrento al disco entero. y es curioso porque sólo gracias a las colaboraciones con marco soy capaz de darle una oportunidad a mis prejuicios con el pop electrónico. y como suele suceder en este tipo de casos la bofetada recibida es proporcional a mi tontería. adieu or die es un disco sobre todo bonito, luminoso, y para nada sencillo, escucha a escucha voy descubriendo las migas de pan que se alejan del pop y se adentran en un universo más complejo, por ahí puedo entender que a calvin johnson le hiciese tilín el conjunto.

aries ya me gustó cuando vino a la isla de islas, pero estos cuatro años le han sentado de maravilla. especialmente magnético y esperanzador es el paisaje sonoro de la última canción adieu or die, once minutos que probablemente bajen del barco aries a muchos pero al mismo tiempo nos suban a otros. ah, me olvidaba, cualquier disco que le dedique segundos a un peludo ya debería ser mencionado, y ese perro o perra bebiendo de lágrimas I y lágrimas II me ha recordado a bruna.

vamos, que adieu or die no es uno de esos discos que te llevarías a una isla, el propio disco te lleva esa isla a ti, y para nada está desierta, está llena de esa cosa llamada luz.

bon voyage

listen / buy

Anuncios