william tyler

por arvre

william-tyler-torgal

por triste que parezca ayer fue la primera vez que me acerqué a café & pop torgal, espero que el dios de la música sea clemente y acepte mi perdón, todo el mundo debería pisar el templo por lo menos una vez antes de morir. amén.

william-tyler-torgal2

terminar allí se debe a la determinación de luis, a ese arreón de ilusión que siempre le lleva a forzar aún sabiendo que llegaríamos a mitad de concierto. así son luis y su fe, un regalo para los que estamos cerca.

aterrizamos y apenas 20 personas disfrutando del fingerpicking de mr taylor, un tipo aparentemente frágil como la porcelana pero firme como el hormigón con la guitarra en las manos, de nuevo el karma haciendo de las suyas tras habérmelo presentado en 2013. me jode especialmente no estar ya para escribir críticas de conciertos, imagino que citaría más a glenn jones que a jack rose, tiraría más hacia el delta del mississippi que a las ragas de sir richard bishop o los apalaches de matt valentine & erika elder, hablaría del reverso luminoso del primer ben chasny (seguramente con pat gubler en mente) porque en destreza o habilidad quedaríamos en tablas, hablaría también de las loas a bernie sanders y del fuck donald trump, fuck mike pence y sobre todo fuck a todos los charltonhestonians que lo votaron. intentaría tejer una telaraña que llevase a conectar nombres tan dispares como james toth, david berman, steve gunn, will oldham, kurt wagner, jeff tweedy, jason molina, kelly reichardt y un insondable etc.

simplemente animarte a verlo si tienes ocasión. después de escuchar we can’t go home again de esa barbaridad llamada impossible truth (merge, 2013) hablamos de la vida y lo que surja.

william-bradley

pero más allá de la música como experiencia sensorial apabullante, lo que más me flipa desde hace años es el hombre tras el nombre en esto de la música en particular y la vida en general. la de ayer fue una noche mágica potágica. debemos arrodillarnos ante la hospitalidad de david, isaac, druso y demás gentes que pululan por café & pop torgal. es algo digno de mención, esa sensación de andar en bata de guatiné y zapatillas rodeado de amigos que abren las puertas de su casa como si fuese la tuya.

david nos llevó a cenar con william & bradley, de esa cena, como suele suceder, brotaron mil nombres, mil discos, las hamburguesas veganas de matt sweeney o la esperanza de que trump caiga en dos años.

de entre todos esos discos quería citar los más relevantes para compartir la bofetada que recibí esta mañana tras recoger las migas que pulgarcito aka bradley cook dejó ayer:

link wray – st (polydor, 1971)
al anderson – st (vanguard, 1972)
terry reid – seed of memory (abc, 1976)
vernon wray – wasted (big pink, 2009)
abner jay – true story of abner jay (mississippi, 2009)
golden gunn – st (three lobed, 2013)
aldous harding – st (lyttleton, 2014)

para terminar una mención especial a otro de los regalos que nos llevamos ayer, ese disco del que últimamente escucho mucho ruido, todo bueno, os amigos dos músicos (gran derby, 2016). cocinar crema de chayote, berza y pak choi en la cocina de leña mientras llueve, escuchando las guitarras afiladas de outono, es una experiencia epifánica. más cuando te das cuenta que ese nombre “os amigos dos músicos” condensa a la perfección la gracia de todo esto. porque este sinsal meets torgal meets william tyler meets bradley cook no deja de ser un encuentro entre amigos que comparten pasión por esa cosa llamada música más allá de esa otra cosa terrible llamada números.

larga vida a café & pop torgal!

p.d.: apunten en el calendario: 23 de diciembre, 20:00h. Auditorio Municipal de Ourense.

Anuncios