le guess who? | 2018

por arvre

lgw3

diseño de nick liefhebber

llegamos a eindhoven por la mañana, comemos algo y vamos a amsterdam a dar una vuelta. nos sentamos a tomar una cerveza en frente de un canal, son casi las 7, se me ocurre echar un ojo al instagram de jungle by night sabiendo que muchos de ellos son de allí, las stories invitan a pasarse por la tienda rush hour.

jungle by night está a punto de lanzar nuevo disco, livingstone, aprovechan la ocasión para venderlo una semana antes del lanzamiento oficial, pinchar y tocar alguna canción en directo. busco la dirección de la tienda y resulta que la tenemos a 800 metros, le digo a julio que vayamos hasta allí.

el trayecto nos acerca a un amsterdam underground lleno de callejuelas, finalmente encontramos la tienda, al primero que vemos es a ko zandvliet (trombón), se queda a cuadros al vernos allí. recordemos que jungle by night estuvieron este año tanto en san simón como en formentera, pero en ninguna de las dos ocasiones pude verles por culpa de estar en medio del fregado. este sinsal meets jungle by knight se vuelve muy sentimental al ver a peter peskens (bajo), recordamos entre abrazos la pinchada en la furgo bajando del pilar de la mola apenas un mes antes.

entiendo que el karma tiene estas cosas y me ofrece la posibilidad de disfrutar en directo (por fin!!) de pompette, hangmat, love boat o stormvogel. ya en casa repasando los vinilos te das cuenta que si a esas canciones añades spectacles, pt. 1, spectacles, pt. 2 y spending week estás muy cerca de un disco redondo, tanto que me pregunto si debería ser el disco del año, con permiso de sons of kemet y esa barbaridad llamada your queen is a reptile (impulse!, 2018).

IMG_8582.JPG

Domkerk

pero este post debería hablar de le guess who?, festival que en sinsal siempre ha estado considerado como uno de los mejores. desde fuera parecía fácil decir los porqués aludiendo al cartel, en persona es muchísimo mas sencillo afirmarlo, con darse un paseo desde el check in hasta la primera localización, domkerk, ya te puedes imaginar el lío.

jueves 8 de noviembre, 2018

jerusalem-in-my-heart

Jerusalem in my heart Orchestra

la idea de esta visita a le guess who? tenía como principal objetivo ver el mayor número de bandas y localizaciones, es decir, eso nos iba a llevar a elegir entre muuuuuchos grupos que querríamos ver, y los que íbamos a ver hacerlo poco tiempo para que nos diese tiempo a saltar a otro sitio.

el primer concierto al que asistimos fue a la interpretación de occam océan, pieza de éliane radigue, por parte de la orquesta de 34 músicos, ONCEIM. estuvimos cerca de 20 minutos levitando, la constante durante los tres días de festival es la rabia de no poder abandonarse del todo a las bajas frecuencias.

de ahí saltamos a tivolivredenburg, en concreto al auditorio principal de este espacio parecido a un centro comercial, convertido en núcleo del festival. ahí vemos a Lonnie Holley feat. Nelson Patton, aunque nos enganchan las primeras dos canciones en seguida el tono meloso de la voz nos aburre un poco, nos centramos un poco en las bases rítmicas pero a los 15 minutos nos vamos.

a Vera Sola teníamos muchas ganas de verla, toca en una de las salas de tivolivredenburg, concretamente en hertz. nos gusta todo, se mueve de maravilla y la música nos acerca a una maika makovski meets giant sand.

de ahí saltamos a cloud nine, otra de las salas de tivolivredenburg, aquí nos espera Lydia Lunch’s Big Sexy Noise, es cierto que no estamos ya para este rollo tan sucio, pero también es cierto que lydia lunch convierte en pipiolos a cualquier grupo de chavalada haciendo ese tipo de música. sudamos un poco y nos vamos.

nos esperan en janskerk, otra iglesia, Jerusalem in my heart Orchestra. apoyados en proyecciones de 16mm, asistimos a la interpretación de ya garat al wadi clásico de la música egipcia, técnicamente impecables en la ejecución, nos quedamos con ganas de más chicha, a mi especialmente me interesaron los entreactos más abstractos, a julio menos.

para este jueves marcado con fluorescente teníamos a Faka, lo que no sabíamos es que iba a actuar en uno de los espacios más increíbles, basis es más una cueva a pie de un canal, que una sala. templo del techno, basis ayudó mucho a llevar a otro nivel la actuación de faka, aunque la intro duró un poco más de lo esperado, una vez que las bases invadieron el espacio entendimos un poco mejor ese pulso tribal. la instantánea nos remitía a esa escena de indiana jones en la que un chamán majara arrancaba un corazón. han pasado ya un montón de días y crece la sensación de haber asistido a algo grande allí.

antes de irnos decidimos volver a tivolivredenburg, entramos a ver un poco a AMMAR 808 en la sala pandora, aquí nos hacía gracia comparar la escena con unas fiestas de pueblo donde un pastor berebere toca la flauta mientras un gañán lanza zapatilla desde una TR-808 invitándote a comprar más fichas para los coches de choque. 

es casi la 1, nos vamos, estamos cansados  y nos queda media hora de coche hasta nuestra casa en las afueras de utrecht.

viernes 9 de noviembre, 2018

future-feminism

Future Feminism

nos vamos pronto por la mañana para visitar, dentro de la programación paralela al festival, la expo sobre dieter rams, y claro, flipamos una vez más con las piezas. 

comemos un baba ghanoush con tajine vegano que está de la hostia, porque en Utrecht los veganos además de poder comer, lo hacemos bien, después de un coffee nos acercamos al distrito de lombok, barrio árabe en el que la organización ha organizado un mini festival, Lombok Festival, el viernes con actuaciones de artistas locales por diferentes espacios de la zona.

lo primero que hacemos es apuntarnos a la visita de la mezquita ulu porque julio es muy listo, flipamos en la sala de oraciones y en general con la atmósfera que se respira.

de ahí nos vamos a la iglesia antoniuskerk, canciones tradicionales a través del piano de Veras Khouri y la soprano siria Mireille Bittar. pasamos por el flashmob de bailes árabes de refilón y nos vamos al molen de ster para flipar con Brader Musiki, y seguiría con alguna actuación más pero mejor será dejar el vídeo resumen para hacerse una idea del ambiente:

de vuelta a la programación principal hacemos la primera parada en la iglesia janskerk, nos llama Takuro Kikuchi y su piano. pocas veces he sentido tan de cerca a qué sonaría dejarse caer en la hierba, cuando hablan de su música como muy natural y contemplativa no mienten, mi reino porque el bueno de takuro tocase unas nanas todos los días antes de dormir.

en el teatro más grande de utrecht, stadsschouwburg, flipamos con rise performance de Future Feminism (johanna constantine),  una puesta en escena muy bestia con unas bases igual de bestias como respuesta al machismo reinante. bofetada de las buenas.

salimos apurados para ver a Jessica Pratt en janskerk, estoy nervioso porque mi objetivo para el festival era ver a serpentwithfeet y temía quedarme sin sitio, por lo que abandono a julio tras la primera canción, durante los diez minutos que separan janskerk de tivolibredenburg voy pensando que tal vez el momento más especial hasta el momento es ese y lo he abandonado.

llego a tiempo y encuentro la vista perfecta para asistir a la actuación subrayada con megafluorescente, josiah white (Serpentwithfeet) va muy sobrado en el escenario, se sabe hype y se mueve como tal, es el concierto en el que más tiempo estoy, aunque julio defienda la actuación de nakhane en san simón como más gorda yo creo haber visto a uno de los grandes. y no soy el único, sin duda el concierto más petado, el de más suspiros, el de más colas, y para mi el de más emoción, eso que no escuché redemption pero claro, como para no arrugarse con bless your heart.

bob

holanda 1 – españa 0

salimos de tivolivrendeburg rumbo a de pastoe fabriek en el barrio de rotsoord, zona de naves industriales reconvertidas a espacios de coworking para estudios de diseño, universidad y demás actividades culturales. es sin duda la zona más atractiva de utrecht, por el camino nos paran para hacer un control de alcoholemia, le digo a la policía que ya estoy mayor para beber, doy negativo y me regalan, entre sonrisas, un llavero por buen comportamiento.

aunque es viernes el problema de acceso a los espacios empieza a ser un problema, hacemos cola para ver a STUFF., banda belga de la que nos llegan descargas brutales a través de la puerta. ya dentro flipamos, estamos ya en ese punto en el que el festival debe tirar de nosotros y así sucede, el set de STUFF. es una barbaridad, y aquí debería decir algo.

dentro de la programación del festival, devendra banhart, shabaka hutchings y moor mother sirven como curators, eligiendo cada uno de ellos bandas que les hacen tilín. de los tres apostamos desde el principio por las bandas elegidas por shabaka hutchings (sons of kemet, the comet is coming, shabaka and the ancestors).

y STUFF. es una de ellas, entendemos perfectamente que la mezcla de hip-hop, jazz, electrónica le hiciese cosquillas al bueno de shabaka. si estás leyendo esto y tienes oportunidad de verlos, corre.

seguimos en la misma zona pero cambiamos de espacio, nos vamos a le:en, restaurante asiático con espacio para conciertos en una sala anexa de marcado acento industrial. allí nos espera la enésima reencarnación de Ian svenonius, Escape-ism. la performance del bueno de Ian nos divierte muchísimo, por primera vez en el festival el tono es más festivo, Ian está ya para pasarlo bien y así nos maneja a todos con verbo y música sin esfuerzo, es un puto grande.

son las 12, antes de marcharnos volvemos a la nave donde actuaron STUFF., esta vez para ver a otra de las bandas elegidas por shabaka, III Considered regala un bolo tremendo, free jazz del bueno, excesivo, repaso los vídeos del móvil mientras escribo y flipo. imagino que lo bueno de esto es eso, recordar y dimensionar en su justa medida todo eso que en el durante se te pasa en un riau.

sábado 10 de noviembre, 2018

midori-takada

Midori Takada

es nuestro último día de festival, nos piramos el domingo al mediodía, así que aprovechamos la mañana para conocer un poco utrecht, más allá del festival la ciudad merece mucho la pena, a los mejor es un poco unpopular opinion pero a mi me gusta más que amsterdam. 

para el sábado la organización tiene montado un evento paralelo, Le mini who?, mini festival por diferentes espacios de la ciudad: cafeterías, naves, restaurantes, etc.. locales de aforo limitadísimo para sets de media hora de bandas emergentes de la escena local. entre que empieza a llover bastante, que es el día grande del festival y que empiezo a pillar una gripe como el piano de takuro kikuchi, no nos movemos mucho buscando esas bandas porque a las 6 empieza la jam de Kikagaku Moyo con Riley Walker en de helling, otra nave industrial reconvertida a sala, en este punto julio ya empieza a entender el por qué de una actividad cultural para una ciudad tan “pequeña”, la multitud de espacios es abrumadora.

aunque esperábamos mucho de esta jam la realidad es que sólo funciona cuando kikagaku moyo lleva el timón, notamos perdidos a riley walker y compañía, por lo que nos quedamos a medias.

belén, olga y piñe insisten en ir a ver a Anoushka Shankar, actúa en la sala principal de tivoli vredenburg, pero no lo hace sola, la acompañan 27 miembros de la Metropole Orkest y Manu Delago, sirve manu como telonero, o más bien malabarista sacándole a dos steelpan todos los sonidos imaginables.   

anoushka shankar hipnotiza con el sitar pero me sobra toda la orquesta, y tal vez un espacio tan bestia, me la imaginaba en una sala más peque y sin tanto acompañamiento y me gustaba más que lo que estaba viendo.

julio y nos vamos para pillar sitio, queremos ver a Midori Takada. el setting es precioso, platos verticales, y demás elementos ubicados como en un plano de arquitectura. la performance de midori es muuuuy especial pero ya estoy terminal y tengo que irme del concierto.

aprovecho para comer un vegan carrot pie con un café y salgo a la calle a dar un paseo, julio baja cuando termina el concierto y me dice que nos vayamos a casa, tiro de espidifen y le digo que nos quedemos un concierto más.

ese concierto que no quería perderme es el de Sons of Kemet XL, llegamos con tiempo por lo que bailamos un poco con la sesión de Dj Noss, estoy a aguas pero entre la gripe y el cansancio estoy como drogado y flipo con la sesión, me lo imagino en verano en san simón con el público del revés.

y en un parpadeo se peta la sala, aunque están por ahí islam chipsy tocando, la gente espera a sons of kemet para comprobar a qué suenan con un set de cuatro baterías. 

a julio le gustaron más cuando vinieron a san simón, a mi no, con los años me he vuelto un gañán en los conciertos y poder disfrutar de inner babylon,  the itis o my queen is doreen lawrence a cuatro baterías es de las cosas más bestias que he vivido en directo. de ahí que me quede con ellos como los triunfadores del festival.

porque así acabamos nuestra experiencia en le guess who?, festival que todo el mundo debería visitar una vez por lo menos antes de morir, porque no hay nada más acertado para describirlo que ese “a celebration of sound” que corona el cartel, eso sí, lleven paracetamol de españa que el de allí es placebo.

img_8619